archivo

Mecano

Recuerdo perfectamente como con 9 años escuchaba El Fallo Positivo, de Mecano.

Recuerdo como le robaba el cassete de Aidalai a mi hermana. Recuerdo como el tema abría el disco con ese susurro de Torroja y como la canción se rompía en mil pedazos en el estribillo, casi obligándome a bajar el volúmen. Recuerdo que entonces yo pensaba que Mecano era el nombre de Ana Torroja y mi hermana se hartaba de explicarme que eran tres.

Recuerdo como entendía su significado general, su historia de amor, sin tener ni idea de lo que era el VIH. No sabía que significaba eso de positivo, pensaba que era algo bueno, entendía que era una historia de destrucción y amor, pero la palabra “positivo” se me escapaba.

Entendía perfectamente que la canción hablaba del amor, de los prejuicios, de una sociedad que mira distinto a algunos y entendía que había mucha rabia y dolor en la letra. Pero no entendía por qué.

Recuerdo en 2008 escuchar por primvera vez El Fallo Positivo en directo, en un concierto de Torroja. Recuerdo mi vellete de punta, ese vellete que se te pone cuando algo que has mamado en la infancia lo escuchas sobre un escenario, años después, dándole más trascendencia de la que tiene.

A través de los años, El Fallo Positivo ha ido mutando de significado para mi. Ahora lo entiendo, y es igual de triste, y eso que ahora se supone que todo ha cambiado.

Y es que tú eres lo que más quiero, y sin tí la vida es un cero.

Anuncios