archivo

Música

Recuerdo perfectamente como con 9 años escuchaba El Fallo Positivo, de Mecano.

Recuerdo como le robaba el cassete de Aidalai a mi hermana. Recuerdo como el tema abría el disco con ese susurro de Torroja y como la canción se rompía en mil pedazos en el estribillo, casi obligándome a bajar el volúmen. Recuerdo que entonces yo pensaba que Mecano era el nombre de Ana Torroja y mi hermana se hartaba de explicarme que eran tres.

Recuerdo como entendía su significado general, su historia de amor, sin tener ni idea de lo que era el VIH. No sabía que significaba eso de positivo, pensaba que era algo bueno, entendía que era una historia de destrucción y amor, pero la palabra “positivo” se me escapaba.

Entendía perfectamente que la canción hablaba del amor, de los prejuicios, de una sociedad que mira distinto a algunos y entendía que había mucha rabia y dolor en la letra. Pero no entendía por qué.

Recuerdo en 2008 escuchar por primvera vez El Fallo Positivo en directo, en un concierto de Torroja. Recuerdo mi vellete de punta, ese vellete que se te pone cuando algo que has mamado en la infancia lo escuchas sobre un escenario, años después, dándole más trascendencia de la que tiene.

A través de los años, El Fallo Positivo ha ido mutando de significado para mi. Ahora lo entiendo, y es igual de triste, y eso que ahora se supone que todo ha cambiado.

Y es que tú eres lo que más quiero, y sin tí la vida es un cero.

Anuncios

Creo que Runaway, de Kanye West, es uno de los temazos favoritos de toda mi vida. No sólo ese piano interminable o esa base jay z, ese pusha. Para mi  Runaway de Kanye West, es una de las obras de arte más completas audiovisualmente hablando.

Arriba, esta película de media hora que contenía casi todos los cortes de My Beautiful Dark Twisted Fantasy, un disco que ya quisieran cualquier Alicia Keys / Jay z / Rihanna ser capaces de hacer, desde el segundo 1 hasta el final.

Creo que Beyoncé y Eminen son los únicos que le llegan a los talones a este tío. Y eso que All of the lights , con Rihanna y otras ochentamil voces (Keys, Fergie…) , es capaz de provocar esa epilepsia (cerebral y visual) cercana al éxtasis de los que adoramos la música negra. Se agradece que esta gente con tanta pasta se atreva a arriesgar y a hacer obras de arte.

Recuerdo perfectamente aquel día. 29 de agosto, Dublín, 14 grados, nubarrones y levantarme a las 7 de la mañana para coger un autobús para el concierto de Madonna en Slane Castle. Creo que este fue el concierto más chachi de mi vida, el sitio es mágico. Y para mi, el Re-invention tour tiene el mejor tracklist de todas sus giras.

Todo el día lloviendo, calado hasta los huesos, rodeado de irlandeses borrachos (80.000 concretamente). Pero fue salir la capulla al escenario y se fueron las nubes, y salió una luna gigante tras el escenario. Verídico. A mitadr del concierto volvía a diluviar, cada cinco minutos. Ella empapada, ella sin paraguas, ella bailando, sin mirar al suelo, en puro éxtasis. Al que diga que Madonna sólo le importa el botox, el marketing, la imbecilidad, le habría llevado a este concierto bajo la lluvia en el que más de un rockero preocupado por su pelo se habría etirado al camerino. Madonna es más rockera que muchos rockeros moñas ídolos de chicas adolescentes.

Madonna, en Slane Castle, en una pradera irlandesa con un Castillo?? Un sitio reservado para rockeros? Ese sitio reservado para U2ses, Red Hots, Rolling Stones y Oasis. Hasta algún irlandés se quejaba de que eso no era un concierto de rock, pero había pagado 90 euros para ver a Madonna, y creo que se tuvo que callar la boca, porque la muchedumbre entró en éxtasis colectivo.

Es curioso porque he ido a unos cuantos conciertos de Madonna, y el de Slane fue como un trance. Apenas tengo memorias de las dos horas de concierto, fue como un agujero negro en el tiempo. Me echaron algo los irlandeses en la cerveza? Estaba realmente en trance? En serió lloré por escuchar Like a prayer polorr primera vez en directo? Volveré a escuchar Crazy for you o Papa dont preach y ver a Madonna con el pelo empapado?

Hoy hace siete años, y creo que nunca iré otra vez a un concierto como ese, tan especial, tan húmedo por dentro y por fuera. De momento el año que viene ya he decidido volver a Slane, toque quien toque, porque esa magia y el trance que sentí, sólo lo puedo repetir allí.  IRISH DO IT BETTER!